CONFIDENCIAS

 

Casas familiares cargadas de secretos; rincones insignificantes que toman importancia; objetos que traen reminiscencias de instantes vividos. Una experiencia sensitiva trae un recuerdo muy primario, pero cuanto más esfuerzo se haga por aprehenderlo, más se escapa. Por el contrario, abandonando la racionalidad y la voluntad, la memoria se materializa. Lo que vuelve es una experiencia completa, y el pasado revive. Con mis imágenes busco desencadenar sensaciones involuntarias y potentes y traer a la memoria las emociones que acompañaron esos momentos.